top of page

Dolor y endometriosis

(Parte II)


Me gusta decir que no hay nada más invisible que lo se normaliza, porque si está normalizado, no se habla de ello, no se le da importancia. Sobre todo cuando hablamos de la mujer, el dolor todavía está más normalizado. Me encuentro con demasiadas mujeres en consulta que sienten vergüenza de decir que tienen dolor o un dolor permanente que las limita o condiciona en su día a día. Unimos a esto que se sienten descartadas o vistas como un número más en el sistema sanitario.

"Siento que no dan valor a mi dolor", este es otro gran slogan negativo que escucho con frecuencia invitando a que el dolor continue silenciado. De este modo las mujeres se sienten cohibidas para hablar de lo que duele a cualquier nivel. Lo más grave es que las mujeres se convencen de que el dolor es solo eso y aprenden a vivir con ello en silencio.

Este no es el camino, lejos de eso, solo conseguimos que más mujeres sigan viviendo en silencio, limitadas, conviviendo con un dolor que va más allá de lo físico: un dolor emocional.

El cuerpo y la mente entran en un círculo vicioso de dolor emocional y físico contínuo al que se sienten condenadas. No he escuchado a ninguna mujer con endometriosis que no se sienta encadenada a un dolor integral.

Es importante abordar el dolor de un modo integral, es decir, de modo multifactorial, ya que todo lo relacionado con la salud femenina es sistémico, no un factor aislado, por eso es necesario actuar de forma equilibrada en todos los puntos para mejorar el dolor, los síntomas y la calidad de vida de las mujeres.

Los auto-cuidados adaptados a cada caso son fundamentales y necesarios en la endometriosis.

Abordar y mejorar los procesos de dolor emocional no gestionado de cada mujer, es fundamental para que mejore el dolor físico. Cualquier factor emocional no gestionado provoca niveles elevados de estrés que afecta al funcionamiento sistémico del cuerpo y por supuesto a la respuesta y manifestación de la endometriosis.

El dolor siempre es un factor a tener en cuenta, a trabajar y mejorar.

Si convives con endometriosis y buscas un abordaje integral, un espacio seguro en el que poder trabajar los aspectos mencionados, puedo ayudarte a través de las consultas de salud femenina.



Yolanda Castillo

Comments


bottom of page