top of page

La tradición de la fitoterapia al cuidado de la mujer


Sabías que la fitoterapia es sinónimo de cultura, tradición, medicina, conocimiento, auto-conocimiento?

Todo ello forma parte de la identidad de fitoterapia.

Tenemos la idea equivocada de que la fitoterapia es "solamente plantas" o infusiones para pequeños síntomas o malestares, para así evitar recurrir a los medicamentos químicos o incluso como bebida caliente y agradable al paladar, pero lo que desconocemos es que la fitoterapia es la base del medicamento químico, por las diversas propiedades y compuestos de cada planta. En conclusión la historia ha hecho que pasemos de las plantas medicinales a los medicamentos, por comodidad y desconocimiento. Desconectándonos de esa curiosidad e inquitud por ellas y los autocuidados.

Sobre todo las mujeres recurrían a las hierbas medicinales para cuidarse en sus diferentes etapas, en su salud reproductiva y también de los niños.

Cuál ha sido una de las principales consecuencias de esta transición de lo natural al medicamento?

Olvidarnos de "este viaje histórico" y desvalorizar el poder de las plantas, de sus principios activos: químicos, energéticos y emocionales.

Sí, aquí está el motivo principal por el cual las plantas medicinales son unas excelentes aliadas para la salud: sus principios activos actúan a nivel orgánico, pero también a nivel energético y emocional, esta es su ciencia y este es uno de los motivos por los cuales no podemos comparar los efectos y actuación de la fitoterapia con los medicamentos.

La fitoterapia actúa desde su principio activo, desde las propiedades y cualidades de su especie, otorgadas por la naturaleza, mientras que el medicamento es el principio activo de un conjunto de plantas, adulterado, o modificado para que actúe de forma más agresiva, eliminando un síntoma y los agentes que lo han provocado en nuestro cuerpo.

Aquí viene la gran diferencia, la fitoterapia no busca "erradicar" un síntoma o un agente infeccioso, la fitoterapia no busca agredir el cuerpo sino equilibrar el organismo para que tenga capacidad de reaccionar y recuperarse.

La fitoterapia busca "despertar" el organismo, la energía corporal y no "dormir" el cuerpo. Cuando lo dormimos, la capacidad de reacción disminuye, el cuerpo se vuelve perezoso; por lo contrario, cuando el cuerpo está despierto, consigue reacción y recuperar el equilibrio, por eso podemos decir que la fitoterapia es mucho más que beber una simple infusión. Fitoterapia es actuar en la naturaleza del cuerpo con un principio activo de la naturaleza; ella es perfecta para integrar en nuestras rutinas de cuidados diarios porque fortalece el sistema inmunitario, actua sobre el cuerpo y equilibra el estado anímico.

La fitoterapia no es invasiva, ni agresiva para el organismo; ella es una disciplina de la medicina natural que fortalece el organismo respetando su naturaleza. Una disciplina de la cual podemos aprender para cuidarnos y saber como darle a nuestro cuerpo el aliciente o ingrediente que necesita en los diferentes momentos por los que está transitando.





Yolanda Castillo

Comments


bottom of page